Publicaciones

¿Te gustaría tener una brújula para orientarte hacia tu felicidad?

Por octubre 8, 2018 Sin comentarios

Hay personas que dicen haber encontrado la felicidad, así que tratamos de seguir sus pasos para intentar llegar a ella, sin embargo, nos damos cuenta que ese camino no nos sirve.

¿Por qué ocurre esto?
La respuesta más evidente está en que lo que a uno le proporciona felicidad para nada se la proporciona a otra.

Todos queremos ser felices, aunque no sepamos cómo lograrlo y por ello, comienzo mi blog con este gran concepto: LA FELICIDAD.

A lo largo de nuestra vida, necesitamos tener herramientas para orientarnos en nuestro camino, y nos fijamos unos objetivos para hacerlo. Estos objetivos no son los mismos durante toda la vida, sino que tienen una estrecha relación con las circunstancias personales y con el momento evolutivo en el que nos encontramos. Tampoco estos objetivos son los mismos para todas las personas.

Nada fácil resulta escoger nuestros objetivos. Inicialmente podemos decidirnos por caminar para buscar placer, más tarde, podemos decidirnos en caminar para tener un buen rendimiento académico y después para conseguir un trabajo que además de gratificante sea rentable…..llegamos pues a la conclusión de que cada momento evolutivo nos inclinará hacia uno u otros objetivos.

Una realidad no podemos olvidar: No hay una receta mágica para ser felices, por lo que voy a tomar como referencia a Riff y Keyes, que nos plantea conseguir la felicidad a través de seis factores, que los comparto con vosotros:

· La autoaceptación. Sentirnos bien con nosotros mismos incluso siendo conscientes de nuestras limitaciones.

Este factor es primordial, por lo que hemos de querernos, valorarnos y aceptarnos a nosotros mismos. Sin él, seguir un camino sería bastante difícil.

· Relaciones positivas con otras personas. Necesitamos tener relaciones sociables, y que estas sean estables.

Tener amigos con los que poder compartir nuestra vida, aquellos en los que podamos confiar y crear nuestro ocio. Ya os hablaré otro día de las relaciones tóxicas.

· Autonomía. Para poder sostener nuestra individualidad necesitamos gozar de autodeterminación y mantener nuestra independencia.

Me estoy refiriendo a nuestro espacio íntimo, a saber disfrutar de nosotros mismos. Hay parejas que manifiestan hacer absolutamente todo juntos, y esto les genera dependencia de la otra persona para ser feliz. Es importante no priorizar únicamente a la pareja, por ello os aconsejo ser personas independientes.

· Dominar el entorno. Tener la habilidad personal de elegir o crear entornos favorables para satisfacer los deseos y necesidades propias.

Tener control sobre nuestro entorno e influir en el mismo. Aquellos entornos que son hostiles hemos de intentar desecharlos o alejarnos de ellos. Nosotros decidimos encauzar nuestra vida.

· Crecimiento personal. Interés por desarrollar potencialidades, crecer como persona y llevar al máximo las propias capacidades.

Sentirnos útiles e importantes en la vida que escogemos, nos hace crecer de manera personal, y nos ayuda a mantenernos estables en la vida.

· Propósitos en la vida. Metas y objetivos que permiten dotar a la vida de cierto sentido.

Para este último factor, podemos utilizar una brújula que nos guíe y así no perdernos en nuestro camino. La función de esta brújula es la que hacemos diariamente los psicólogos, que dependiendo de vuestras necesidades y características individuales, ponemos a vuestra disposición unas herramientas para que os podáis orientar en vuestro camino a la felicidad.

Espero que comprendáis después de este post, que la felicidad no se puede medir, que es subjetiva para cada uno de nosotros, y que habrá momentos en nuestra vida que necesitemos la ayuda de un profesional para que nos oriente en nuestro camino hacia la felicidad.

Os animo a que acudáis a nosotros siempre que lo necesitéis y… ¿ya sabes por dónde empezar a caminar?