LA CODEPENDENCIA

Por | Publicaciones

¿Sabías que la Codependencia puede llegar a ser uno de los principales motivo de consulta de las parejas?

Antes de nada vamos a explicar qué significa la dependencia emocional para que se entienda mejor la codependecia en las parejas.

Las personas que son dependientes emocionalmente dependen de otra persona para ser feliz, dicho de otro modo, necesitan llenar su vacío de la vida siendo dependientes.

Como características se podría decir que tienen poca autonomía, baja autoestima, son inseguras y les cuesta tomar decisiones. Además suelen iniciar relaciones poco sanas y desadaptativas, puesto que hay miedo a que la relación se acabe, así que no piensan en sus necesidades, se anulan a sí mismos a favor de la otra persona.

Esta dependencia es tal que hace que la otra persona sea imprescindible e insustituible para su bienestar.

Cuando hablamos de codependencia emocional en la pareja nos referimos a que un miembro de la pareja es “adicto” a la dependencia de su pareja, esto hace que se sienta en la necesidad de ayudarle y preocuparse por su bienestar anteponiendo la vida del otro a la suya propia. Existe un apego emocional basado en la inseguridad y en el miedo, no en el amor a la pareja.

Es decir, la persona que es dependiente necesita a su pareja y la codependiente necesita cuidar, ayudar y preocuparse por el bienestar de su pareja, pero lo hace alimentando su dependencia, no lo hace de manera altruista.

Puede llegar a ocurrir que ambos miembros de la pareja sean codependientes, es decir que están unidos y apegados con una dependencia mutua. No tienen una relación sana y satisfactoria, sino que experimentan inseguridades,preocupaciones, y una inmensa sensación de vacío y desgaste emocional.

LA RESILIENCIA

Por | Publicaciones

La resiliencia significa la capacidad para adaptarnos ante la adversidad. Es conseguir superar una situación y salir fortalecido. Ejemplo de situaciones resilientes serían: la muerte de un ser querido, el despido inesperado de trabajo, el diagnóstico de una enfermedad…

El tener esta capacidad de resiliencia consigue que tengas un equilibrio emocional frente a las situaciones difíciles, es como un crecimiento de desarrollo personal. Se podría decir que es “el arte de rehacerse”.

Las personas resilientes consiguen aprender de esas circunstancias, puesto que consiguen sobreponerse de manera constructiva. Tienen una personalidad con una autoestima fuerte, ya que se sienten seguras y confiadas en ellas mismas. Además, saben identificar tanto sus fortalezas como limitaciones, lo que les ayuda a actuar en la vida con firmeza y pedir ayuda cuando lo necesitan.

Se puede practicar esta capacidad de resiliencia adquiriendo herramientas para conseguir superar los momentos difíciles de nuestra vida, y la ayuda de un profesional de la psicología puede ser una manera de conseguirlo.

Mariángeles, tu psicóloga.

Violaciones invisibles

Por | Publicaciones

En las relaciones de pareja existen violaciones. Booom ya solté la bomba para hablar de un tema del que no se suele hablar.

En consulta, las pacientes me comentan que han tenido relaciones sexuales porque tocaba, porque sus parejas han insistido, porque cómo no lo vamos a hacer si somos pareja, porque lo normal es practicar sexo.

¿Es que ya no me quieres?

¡Joder, nunca te apetece!

La realidad de todo esto es que tenemos arraigado la idea del amor romántico, el cual nos enseña a que tu pareja tiene derecho a tener relaciones sexuales contigo aunque no te apetezca, ya que se lo debemos y es lo que hay que hacer.

Este tipo de violaciones son invisibles, puesto que es complicado identificar las violaciones dentro de la pareja y porque no se habla de ello.

“La violación conyugal en la relación sexual consiste en el no consentimiento de un cónyuge, y no necesita involucrar a la violencia. Por lo que, la violación conyugal se considera una forma de violencia doméstica y de abuso sexual”.

La sexualidad está para disfrutarla, no para sentirnos obligados a tenerla. Somos seres sexuados desde que nacemos, según el momento evolutivo en el que estemos, la experimentaremos de una manera u otra. Si te apetece tener sexualidad contigo misma hazlo, si te apetece con tu pareja hazlo, si no te apetece pues no pasa nada, tú decides cómo practicarla.

No os engañéis, “no es no”, nadie debe imponerse sobre tus deseos y placer, tu sexualidad es tuya.

Ilustración de Pedro de Lucas, Psicólogo.

Abrir chat
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?